Eufemismos

Donde dije digo, digo Diego.

Anónimo

Ya no existen locos. Ahora son personas o personos, en su defecto, no vamos a ofender a ningún colectivo, que padecen una o un enfermedad o afección que les provoca no ser normales; perdón, lo he dicho mal. Lo intento de nuevo. Son personas o personos que padecen una o un enfermedad-no nos aclaramos con los géneros- que no les permite llevar una vida “regular“. Tampoco existen ya putas. Esas mujeres ligeritas de ropa de la Calle Montera, no, ya no son putas. Son mujeres que, por causas ajenas a su voluntad, tienen que ejercer del oficio más antiguo del mundo para subsistir. Son meretrices, mujeres explotadas, y cuidado como digas prostituta. Que también suena feo. Los gilipollas también han sucumbido ante esta ola de buenismo; ahora son gente que tienen un problema, que merecen ser escuchados. No con esto quiero justificar ser un malhablado. Ni mucho menos es mi intención. También ha muerto el hombre, que ahora es hombre/mujer/ente sin sexo definido. Como miembros y miembras de la comisión. Como médicos y médicas. Como Jopetas y Joder. Y camino vamos de que la libertad pronto sea también una palabra que necesite de un eufemismo, y poco a poco, como dijo George Orwell, esas palabras, amor, libertad, sexo, dejen de existir y lleguemos al mundo de la neolengua, donde nadie puede decir nada porque no existen las palabras para versarlo.

El Molt Honorable Delincuente Francisco Camps

No sabría cómo empezar con esto. Lo primero, con el sueldazo que cobran estos, nuestros políticos, no puedo entender que tengan los santos cojones de aceptar sobornos. Como si les faltase llegar a fin de mes. Como si no hubiese 1 millón de familias españolas que viven sin ningún ingreso.

El señor Francisco Camps es un sinvergüenza y un estafador. Se le veía en la cara el nerviosismo de no estar creyéndose ni lo que él mismo decía cuando pronunció aquella titubeante frase de “Pues claro que me pago mis trajes“. Lo gracioso es que por mucho que el PSOE intenta sacar rédito electoral de esta clara acusación, en Valencia se sigue votando popular. Sólo queda pensar lo siguiente “Si votan todavía al PP, cómo serán los otros de malos“.

De ahora en adelante al MHDFC se le podrá acusar abiertamente, sin caer en la calumnia, de ser eso, un corrupto asqueroso. Un sinvergüenza que debería dimitir y cumplir su condena.

Pero de este país ya no me espero nada bueno, policías que se chivan a etarras, pozos donde se tira el dinero, políticos corruptos que encima se acusan de serlo para librarse de la cárcel…

 

Que cada palo aguante su vela. Un saludo

De dónde venimos, a dónde vamos

Hace exactamente un año publiqué esto en un blog anterior:

Hemos topado con el mayor de los icebergs, que es la desconfianza de los inversores. Añadámosle también la mala leche de los países no PIIGS soltando rumores estúpidos que les perjudican tanto a ellos como a nosotros. Si nadie compra deuda pública, no se puede salir del meollo. Estamos tocados y casi hundidos, con la economía intervenida por organismos supraestatales y lo que es peor, incertidumbre sobre el futuro. Una reforma laboral en mal momento, como todo en España, con nuestro lema particular “Tarde, mal y a rastras“. 

Tan sólo ha pasado un año. Mi discurso ha cambiado mucho.  Antes era mucho más enérgico y sin un estilo claro, pero sigue siendo igual de contundente, estamos igual que estábamos hace un año. Estancados. Tenemos la prima de riesgo a 365 puntos básicos. El año pasado, eran 200. Aunque estaréis muchos hasta más arriba del pico de la boina de que os expliquen qué es la prima de riesgo, yo si os sirve de disculpa, a ciencia cierta no sé lo que es, sólo sé que cuanto más alta es, más tenemos que pagar a los inversores para colocar nuestra deuda. Es como una fianza, y mide tu credibilidad como pagador.

También escribí esto:

 Vaticino la salida de la crisis para cuando yo acabe la carrera, dentro de 6 años, máster inclusive. Hablo de que empecemos a crecer, pero esa crecida se la comerá la emisión de deuda pública. ¿Que no sabéis lo que es la deuda pública? Consiste en pedir un préstamo para pagar algo teniendo la confianza de que el Estado nunca quiebra, a largo plazo, obteniendo unos intereses no demasiado elevados a pagar. Los bonos del Estado son un ejemplo práctico de deuda pública para viandantes. Ahora mismo estamos colocando esa deuda a nuestros bancos, es decir, que estamos tapando nuestros agujeros con… nuestro dinero.

Os suenan los suspensos de nuestras entidades bancarias, ¿verdad? Pues ya sabéis de dónde vienen.

Por eso he glosado un antiguo artículo mío, porque para qué hablar si mis palabras ya están dichas. Lo mejor es el final.

Predigo, no ya el caos y la conjunción planetaria Pajiniana-Zapateril-Obamanesca. Lo peor de la crisis ni ha empezado. Grecia ha marcado el camino, y España va recta hacia el abismo. Oremos todos “No hay crisis, son los padres”, hasta la extenuación.

A lo cual añadiría hoy: “Ni un cambio de gobierno nos libra de esta”.

Así estamos todos

Que cada palo aguante su vela. Gracias.

 

 

 

Una nueva etapa

Como entiendo que no todo el mundo que llega a este blog me conoce, me presentaré. Me llamo Guillermo Gómez de Salazar Ramírez. Tengo 19 años y estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Francisco de Vitoria en Pozuelo, Madrid. También es conocida como “La Paquito”. Soy un fanático del periodismo de investigación, de análisis político y musical. He hecho un precioso disclaimer que os animo a leer para no llevaros disgustos, donde defino la línea editorial de este blog. En cuentas resumidas, cómo pienso. Un saludo y ahora os deleitaré-ja, ja, ja- con mi primer artículo de opinión sobre de dónde venimos y a dónde vamos. Un saludo.

¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can alway preview any post or edit you before you share it to the world.