Eufemismos

Donde dije digo, digo Diego.

Anónimo

Ya no existen locos. Ahora son personas o personos, en su defecto, no vamos a ofender a ningún colectivo, que padecen una o un enfermedad o afección que les provoca no ser normales; perdón, lo he dicho mal. Lo intento de nuevo. Son personas o personos que padecen una o un enfermedad-no nos aclaramos con los géneros- que no les permite llevar una vida “regular“. Tampoco existen ya putas. Esas mujeres ligeritas de ropa de la Calle Montera, no, ya no son putas. Son mujeres que, por causas ajenas a su voluntad, tienen que ejercer del oficio más antiguo del mundo para subsistir. Son meretrices, mujeres explotadas, y cuidado como digas prostituta. Que también suena feo. Los gilipollas también han sucumbido ante esta ola de buenismo; ahora son gente que tienen un problema, que merecen ser escuchados. No con esto quiero justificar ser un malhablado. Ni mucho menos es mi intención. También ha muerto el hombre, que ahora es hombre/mujer/ente sin sexo definido. Como miembros y miembras de la comisión. Como médicos y médicas. Como Jopetas y Joder. Y camino vamos de que la libertad pronto sea también una palabra que necesite de un eufemismo, y poco a poco, como dijo George Orwell, esas palabras, amor, libertad, sexo, dejen de existir y lleguemos al mundo de la neolengua, donde nadie puede decir nada porque no existen las palabras para versarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s