Clases de economía a distancia, lección 1.

Dice el “reputado” tuitero @agarzon (indignado miembro de IU, ATTAC, licenciado por la Universidad de Málaga en Economía, máster en Economía, toda una eminencia, vamos):

Agarraos a la silla, por favor.

https://twitter.com/#!/agarzon/status/164452148439035904

@ggomezdesalazar No existe el sistema económico Mixto. El capitalismo es el sistema, configurado de forma que no hay libre mercado absoluto.

Habrá que recordarle al señor diputado Alberto Garzón los apuntes de primero de carrera o de segundo de bachillerato de economía, donde existen varios sistemas económicos: comunismo (economía planificada por el estado) economía mixta(planificación/libre mercado) capitalismo (libre mercado puro).

Pues el señor @agarzon está negando:

-La existencia del estado del bienestar.

-Las doctrinas neokeynesianas que nos han abocado al intervencionismo para favorecer los monopolios y la competencia imperfecta, estatales o no.

-Las tesis de la gran mayoría de países que han adoptado el sistema del estado del bienestar o socialismo (le duela a quien le duela).

Conclusión:

Aunque yo soy periodista de estudios y no pondré en duda ni mucho menos la valía como economista de @agarzon (avalada por su currículum), lo voy a decir claro; denota una profunda ignorancia del funcionamiento de las economía global, basado en un concepto naïf de ricos y pobres que luchan para que los “pobres” ganen, es decir, marxismo puro.

Hoy en día creo que hemos superado esas estupideces de ricos y pobres que pelean, esto ya no es el siglo XIX, los empresarios no son los malvados de siempre (quizá los que están de lado de los políticos de turno sí lo sean) teniendo en cuenta que el 80% del entramado empresarial de este país son PYMES -malvados capitalistas neoliberales- pero estamos, evidentemente, en un sistema de economía mixta, donde el estado interviene en la economía dejando una pequeñísima parcela al libre mercado.

El estado, por conveniencia propia, limita ese libre mercado, dado que no favorece a los intereses del gran capital. Es decir, a Botín no le interesa competir en igualdad de condiciones con el Sabadell. Esos defectos del capitalismo, ejem, sistema mixto, son por intentar intervenir en todas las facetas de la economía que deberían depender de la ley de la oferta y la demanda,  con una regulación que favorece a los de siempre. El estado, como siempre, intentando meter sus narices en todo e intentando controlar todos los aspectos de la vida humana.

Por eso, recomiendo encarecidamente a Alberto Garzón que por favor, revise la enorme burrada que acaba de decir.

Rajoy o cómo el PP se escinde de su ala liberal

Está claro que la derrota de Aguirre trascendió más allá del puro campo de las ideas. Cuando Aguirre fue vencida por el sector más casposo del PP, nadie podría haber imaginado que realmente iban a llegar tan lejos, y obviar una de las recetas que mejor les había funcionado para los momentos de crisis, que era el liberalismo, aunque tímido, económico. Esperanza Aguirre es un exponente del liberalismo económico español, que aunque bastante tibio, algo es algo. De ahí que la Comunidad de Madrid se pueda permitir el lujo de bajar los impuestos, de ahí que la CAM sólo tenga un 15% de paro en comparación con Andalucía, que tiene casi el doble. No obstante, Aguirre es una especie en vías de desaparición en el PP. El ser liberal del PP se está muriendo gracias a conservadores socialdemócratas como Rajoy. Rajoy no es liberal, nunca lo ha ocultado: “los liberales, que se vayan a otro partido” llegó a decir. Pues yo reto a los liberales del PP a escindirse. ¿Porqué? La terquedad de Mariano Rajoy, subiendo los impuestos en el peor momento que se pueden subir, tan sólo para obtener una liquidez que servirá para pagar los intereses de nuestra deuda. Menos poder adquisitivo para las familias, que bastante mermado está ya de por sí. Menos circulación monetaria, menos gasto, menos consumo, y sólo paro, paro y más paro.

El PP está claro que su ala más liberal y representada por Esperanza Aguirre se está escindiendo, y no sería de extrañar que se separasen en otro partido, aunque habría un gran problema: los españoles desconocen qué es el liberalismo económico, y lo único que les suena, es de ese gran enemigo del que habla la izquierda constantemente, que es el “neoliberalismo”, neoconservadurismo, o cabrones hijosdeputa que quieren destruir el estado del bienestar y que seamos todos pobres. Así, a grandes rasgos. Y mientras en la sociedad actual la izquierda posea la moralidad de los actos, esto seguirá siendo así. Cómo explicar que Goldman Sachs, Morgan Stanley, JP Morgan, Standard & Poors, Fitch, y demás no son liberalismo. Son lo contrario al mismo. Y ojo, porque las anteriormente nombradas financian a Mitt Romney, que es de todo, menos liberal.

El PP y su socialismo de derechas nos lleva al fracaso, a la adicción del individuo al estado, a que los del 15M y demás sigan brujuleando, y a la pérdida de derechos individuales inalienables a la condición humana con la herramienta de la prohibición.