Esto va para los que tenéis hijos menores de 16 años.

Me encontraba ayer pasando por el estanco de pura casualidad. Había una jauría de niños enfrente del mismo, y de repente, uno de ellos, así como gordito, me pregunta: “Perdona, ¿nos compras tabaco de cachimba? Te damos el dinero…”. Estupefacto me quedé. Pensé, “bueno, es sólo tabaco de cachimba” y se lo compré. Pero justo al salir, atención al dato, me vienen dos niños: un chico y una chica, los dos no superaban el metro cincuenta, o sea, enanos, y me preguntan “Oye, ¿nos puedes comprar tabaco?”

Tabaco. No ya tabaco de cachimba o alcohol. Tabaco. Cajetillas. Estupefacto, le dije a partir del 95 todo se jodió y me largué. No podía dar crédito a lo que acababa de pasar. Dos mocos de sexto de primaria/primero de la ESO pidiéndome que les comprara tabaco. ¿Esto es normal? Quiero decir, ¿dónde están sus padres?

Tras un largo rato pasando frío, decidí ir al McDonald’s a entrar en calor. Estaba tan ricamente devorando 3 hamburguesas de un euro y un nesquik cuando una infecta rata de 7 años se sube por el banco enfrente de donde estoy yo sentado, sin que su papi diga mú. Me levanté y miré a su queridísimo papi con cara de “mira lo que está haciendo lo que tienes como hijo”. Otro niño, de estos típicos que no les han enseñado a comer correctamente un helado y tenía toda la cara llena de babas, me tiró encima el cucurucho. No me cayó encima del pie de milagro. Y lo peor de todo es que luego lo intentó coger, metiéndose por debajo de mi mesa.

Quiero deciros a todos, padres de hijos menores de 16 años, ¿vosotros educáis? ¿sabéis educar? o mejor dicho ¿os preocupáis por vuestros hijos? Es más sencillo soltar a tu mocoso por el McDonalds, que dé gritos y joda al personal que educar, supongo. Es más sencillo comprarle una piruleta o un iPhone para que deje de llorar, que educarle para que no llore. Claro, no le voy a pegar una torta no vaya a ser que se me traumatice el niño. Ay, pobrecito, eres un violento que pega a sus hijos. Esta falta de educación luego se refleja en niñas embarazadas a los 13 años, niños fumando porros con 13 años, comas etílicos, y una completa incapacidad para hacer las cosas por uno mismo. Ah, y una enorme frustración por no conseguir lo que se quiere, al obtenerlo sin esfuerzo.

Gracias, nuevos padres, por no educar. Aquí tenéis los frutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s