De bien nacidos es ser agradecidos

Junio de 2011. Mi madre me manda un email “esto te puede interesar” YPD Summer Camp 2011, Julio en Alba de Layos… Me meto en su web. Veo así todo muy moderno y digo, coño, esto puede molar, pero meeeh, parece la típica cosa para niños pijos que se aburren en casa y les enseñan chorraditas. Aun así, decido hacer el escrito que me piden y se lo envío a mi madre para que lo envíen.

Me admiten. Sabía (no sé porqué) que me admitirían. Tenía la extraña sensación de que me iban a admitir. Así que me planté con mi maleta en el Bernabéu para ir al curso que más inútil me ha hecho sentir y más me ha bajado los humos de la historia de mi vida. Yo siempre he creído estar rodeado de idiotas, para qué nos vamos a engañar. No por inteligencia, sino porque considero que una gran parte de la gente que conozco tiene muy poco mundo, pocos conocimientos, y se mueven como un palito que baja por la corriente de un gran río. Nada más llegar empecé a sentirme ridículo. No tenía ni puta idea de nada, para qué nos vamos a engañar. Yo, que me creía el putísimo jefe, el jodido amo, la piedra que va a contracorriente, no era más que otro maldito inútil que no sabía NADA. Absolutamente NADA.

Esto fue un duro golpe para mí. De repente, cosas que jamás tuvieron un significado para mí, o que si lo tenían, no eran nada, empezaron a cobrarlo. Comprendí qué es salir del yo. Comprendí que es ponerse del lado del otro. Comprendí que no se trata de mí, sino de los demás. Que para conectar, primero hay que empatizar. Que comunica mucho más una frase corta que una tesis doctoral. Que una mirada es suficiente para conectar con una persona. Que el lenguaje corporal existe, y es más potente que todas las palabras que podamos juntar en una frase.

Salió otra persona de aquel curso. Pensé que ahí había terminado mi formación en YPD. Ahí acababa todo. Bueno, realmente no. Iñaki, uno de los chicos que ahí estaba, veraneaba en Marbella. Y me presentó a su prima. Y ahora se ha convertido en mi compañera de viaje, mi confidente y una amiga íntima. Todo esto por responder un email. Pero esto tampoco acabó aquí. Del campamento surgieron dos movimientos para cambiar la educación, que acabaron fusionados en uno, dando lugar a 4education. Hoy tenemos 2100 seguidores en Twitter.

Y tampoco acabó en 4education. Franco Soldi, líder de YPD, me propuso asistir al YPD Excellence. Yo le dije que estaría encantado, pero lamentablemente, no tenía el dinero para pagar el curso. Me propuso ir becado. Acepté inmediatamente. Y volví a darme otra soberana ostia contra mi ego. Comprendiendo cómo funcionamos nosotros, las personas. Comprendiendo que primero van los sentimientos y después la razón.

Y hoy, gracias a aquel mail que respondí, que me llevó al curso que me transformó, a aquella chica que pensaba que me olvidaría de ella, a aquel proyecto educativo, a haber seguido ahí, acabé teniendo hablando delante de 2000 personas, compartiendo escenario con Phillip Kotler, Howard Schultz y Nando Parrado.

De bien nacidos es ser agradecidos. A mí me toca serlo. Y creo que nunca seré capaz de agradecer del todo la oportunidad que se abrió delante, al responder un simple email.

Esto no ha terminado. Hay aún grandes cosas que pulir, que terminar, que hacer. ¿Fin? Espero que no.

Anuncios

Un comentario en “De bien nacidos es ser agradecidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s