El papel debe sobrevivir

Cada vez los periódicos en papel venden menos. Esto es un hecho innegable que ya vieron venir Cebrián, Pedro J. y demás jerifaltes de la prensa española. Sin embargo, detrás de la destrucción del papel y la sustitución por la información en papel, hay un problema subyacente de formato. Esto es, ¿y si un día Internet hace “pop” y desaparece todo lo que nosotros hemos publicado ahí? ¿Es un riesgo que desaparezca el papel de nuestras vidas? A lo que yo digo tajantemente que sí.

En el último EGM podemos apreciar como diarios como EL PAÍS o El Mundo se despeñan en ventas y difusión. Esto no es porque hayan perdido calidad únicamente, como por ejemplo le ha pasado a El País, sino porque hoy en vez de levantarnos e ir al quiosco temprano para comprar el periódico, preferimos simplemente encender el móvil o el iPad, meter la web de nuestro diario favorito, y tendremos la misma información que de otro modo nos costaría 1,20. 

No es un secreto que en EL PAÍS se publicaban antes en la web publicaciones que normalmente irían en el papel. Y la tendencia global va por ahí. Libros electrónicos, tabletas, teléfonos, etc… y todos tienen una particularidad: son digitales y no en formato físico. El formato digital permite almacenar todo el conocimiento mundial en un pendrive, cuando de otra forma nos ocuparía kilómetros cuadrados de salas. Pero tiene un pequeño problema, y es que al no existir de forma física, es muy simple acabar con él, aparte de necesitar un aparato para interpretarlo. Es cierto también que el formato físico es fácilmente destructible y que no perdura para siempre, pero el ser humano se ha encargado de crear microfilms e historias así para conservar la documentación.

¿Es un peligro la absoluta digitalización del conocimiento humano? Mi respuesta es sí. El formato físico debe permanecer, aunque sólo sea como copia o facsímil. U original, qué más da. Puede que llegásemos a una situación como la que describe Fahrenheit 451, un mundo sin libros, en el que la lectura está prohibida. Ni mucho menos creo que sea mala la digitalización, por supuesto, me ha permitido tener cientos de libros que en casa me ocuparían estantería y media. Pero bueno. Soy un poco nostálgico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s