La muerte de Telemadrid

He olvidado ya los días que Telemadrid lleva en negro. Cero emisión. Ni enlatados. Ni el telenoticias. Rien de rien. Nasti de plasti. Telemadrid es una cadena que me gustaba bastante de pequeño, tenía muy buenas series, el Cyberclub, Cyber Celia, Rocco Alicates, estaba bien. Madrid Directo era un programa estupendo para ver por la tarde, y la verdad es que su sesgo político no era tan apreciable, hasta que llegó Esperanza Aguirre al poder.

Hay un punto de inflexión en Telemadrid: cuando Espe gana en la comunidad. Desde la designación de Agustín de Grado como director de informativos, Telemadrid se convierte en una cadena sesgada, más aún de lo que ya era. Unido a la presencia sindical, Telemadrid se convierte en una cadena polarizada entre los del PP y los de los sindicatos. En el medio, como siempre, los de siempre: trabajadores. Espe introduce a sus amiguetes en Telemadrid, Dragó, Tertsch, Isabel San Sebastián, Víctor Arribas, etc. La verdad es que en algo tendrán razón los sindicatos, y es que la audiencia se despeñó. Unido también al cambio televisivo, la TDT, la presencia de más canales… pero lo que no puede ser es que el programa de la insoportable Cristina Tárrega tenga menos de 0,2% de Share y cueste casi 300.000€.

El grave problema que tiene Telemadrid es que tiene unos sindicatos ávidos de hacer lo mismo que hace el PP, pero con los suyos. Es decir, controlar Telemadrid, tener sus amiguetes también, sin preocuparles ni mucho menos la verdad o los trabajadores. Que un trabajador de la cadena haya tenido que publicar un manual para defenderse de la coerción sindical, es muy significativo. Que la práctica de los sindicatos en Telemadrid sea denunciar a trabajadores que entran por oposición porque “no son de los suyos” y que al año siguiente aprieten a la dirección para dejar entrar a los que ellos quieren, es más lamentable aún. Y todo esto lo sé porque tengo profesores que han trabajado allí. Y no son sospechosos de ser del Partido Popular. Precisamente.

Telemadrid ha muerto. A no ser que haya un milagro, jamás podrá recuperar el Share anterior y el prestigio, del que ya no le queda absolutamente nada. Y se lo han cargado los de siempre: partidos y sindicatos. Todos por querer imponer su sesgada visión de la realidad. Espejo de lo que ves.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s