1955-2011

Nunca le conocí, ni tampoco lo iba a hacer. Sin embargo, a pesar de ser microsoftero a muerte, nunca dejaré de valorar el enorme trabajo de Steve Jobs. Este humilde creador de la manzana más famosa de la historia por delante de la de Newton, nos demostró que a la gente no le gustan las cosas complejas y poco amigables, sino sencillas y bonitas. Y es lo que demostró con sus productos. Adiós Steve, mantente hambriento, mantente alocado.

Anuncios